Imagen de Virginia junto al río

A la memoria de Virginia Woolf

La niña —acaso la lejana muerte
ya ha presagiado— recorre la orilla
y al tiempo que retoza se embolsilla
guijarros en la falda. Nadie advierte
que –mientras con sosiego la chiquilla
en aquel trivial juego se arrodilla
junto al río– el río refleja ya su suerte.

Arriba en flujos inconscientes vuela
silente un ruiseñor que ya se aleja
hacia la nada y que en el aire deja
para bañar sus sueños una estela.
(Lejana y pura hoy la trasluce un lecho
de lirios que me tiemblan en el pecho).

J. Darío Bravo
Septiembre de 2018 y marzo de 2019 (rev. en abril de 2019)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s