Sylvia Plath: La autora


Todo el día con los huesos del mundo ajedrecea;
mientras tras la ventana a llover ya ha empezado,
favorecida en sábanas yaciendo mordisquea
unos ocasionales bombones de pecado.

Con fino y rosa pecho su afán nutre en estancias
de empapelado rosa do chirriantes condenas
musita el chifonier y entre tenues fragancias
rosas de invernadero mudan pieles obscenas.

El granate en sus dedos suelta un raudo fulgor,
rastros de sangre en la hoja toda ya se reflejan;
ella piensa en el dulce y nauseabundo olor
que las viejas gardenias en una cripta dejan.

Y en sutiles metáforas perdida así reposa
aislada del gris niño que en la calle solloza.

Sylvia Plath
Traducción de J. Darío Bravo
2019, 7 de agosto (creo) y 23 de septiembre

Leer todas las entradas del blog.

Ver todas las traducciones.


Female author

All day she plays at chess with the bones of
the world:
Favored (while suddenly the rains begin
Beyond the window) she lies on cushions curled
And nibbles an occasional bonbon of sin.

Prim, pink-breasted, feminine, she nurses
Chocolate fancies in rose-papered rooms
Where polished highboys whisper creaking curses
And hothouse roses shed immoral blooms.

The garnets on her fingers twinkle quick
And blood reflects across the manuscript;
She muses on the odor, sweet and sick,
Of festering gardenias in a crypt,

And lost in subtle metaphor, retreats
From gray child faces crying in the streets.

Ezra Pound: Ballatetta

La luz se hizo su gracia y habitó bajo el manto
de sombras con humana forma y de ciegos ojos.
Mira cómo la luz nos derritió en un canto.
Llevaba por timón luz solar en quebranto
aquella que tenía mi corazón de hinojos.
Nunca un cervato o gamo del bosque gozó tanto
silencio y tanta luz. Jamás se hiló una gasa
tan fina como ella cuando el sol hace a un lado
las claras esmeraldas del césped inclinado
para que no se abrasen allí por donde pasa.

Ezra Pound
Versión al español de J. Darío Bravo – 3/8/2019
The light became her grace and dwelt among
Blind eyes and shadows that are formed as men;
Lo, how the light doth melt us into song:
The broken sunlight for a healm she beareth
Who hath my heart in jurisdiction.
In wild-wood never fawn nor fallow fareth
So silent light; no gossamer is spun
So delicate as she is, when the sun
Drives the clear emeralds from the bended grasses
Lest they should parch too swiftly, where she passes.

Karin Boye: Sí, claro que duele


Sí, sí, claro que duele que el capullo reviente.
¿Por qué más dudarían los días primaverales?
¿Por qué otra cosa habría nuestro afán más ardiente
de rendirse ante brumas de palores glaciales?
Pasó el invierno entero recubierto y silente.
¿Qué es esta cosa nueva que irrumpe y estremece?
Por supuesto que duele que el capullo reviente.
Duele lo que se cierra y duele lo que crece.

Sí, sí, es muy duro cuando las gotas se desprenden.
Trémulas por el miedo se aferran a la rama
de que cuelgan, mas se hinchan y rodando descienden.
No importa cuánto trepen, su peso las derrama.
Es duro oír del abismo la llamada constante.
Duro sentirse incierta, miedosa y dividida
y permanecer firme y serena no obstante.
Duro desear quedarse y desear la caída.

Entonces cuando todo ha empeorado y ya nada
vale, llena de júbilo en los árboles brota
la flor y, cuando ha sido del miedo liberada,
resbala de la rama una fúlgida gota.
Olvida que algún día temió a la novedad,
olvida que temió viajar, y en un segundo
se da cuenta por fin de su seguridad
descansando en la fe que le da forma al mundo.

Karin Boye
Versión al español de J. Darío Bravo – 31/7/2019 y 1/8/2019
Original: https://www.karinboye.se/verk/dikter/dikter/ja-visst-gor-det-ont.shtml.

Leer todas las entradas del blog.

Ver todas las traducciones.



Ja visst gör det ont

Ja visst gör det ont när knoppar brister.
Varför skulle annars våren tveka?
Varför skulle all vår heta längtan
bindas i det frusna bitterbleka?
Höljet var ju knoppen hela vintern.
Vad är det för nytt, som tär och spränger?
Ja visst gör det ont när knoppar brister,
ont för det som växer
                         och det som stänger.

Ja nog är det svårt när droppar faller.
Skälvande av ängslan tungt de hänger,
klamrar sig vid kvisten, sväller, glider –
tyngden drar dem neråt, hur de klänger.
Svårt att vara oviss, rädd och delad,
svårt att känna djupet dra och kalla,
ändå sitta kvar och bara darra –
svårt att vilja stanna
                         och vilja falla.

Då, när det är värst och inget hjälper,
Brister som i jubel trädets knoppar.
Då, när ingen rädsla längre håller,
faller i ett glitter kvistens droppar
glömmer att de skrämdes av det nya
glömmer att de ängslades för färden –
känner en sekund sin största trygghet,
vilar i den tillit
                         som skapar världen.

Traducción: Lindas palabras (Elinor Wylie)

El poeta amansa lindas palabras muy diversas:
yo amo a las que son tersas cual pez áureo en paseo
que fluye con un sérico y lento borboteo
y a las blandas como aves en mil plumas inmersas:
cual moteados y tímidos ciervos en las dispersas
manadas, juguetonas se acercan si deseo;
o vienen bien comidas y en suave ronroneo
como al tazón de plata van los gatitos persas.


Adoro la palabra que tempranera brilla;
la que canta y vibrante las tinieblas despeja;
la que reposa cálida, cual res que ni se siente;
la palabra irisada y fría como polilla;
y también la melífera que vuela como abeja
y, viscosa y dorada, punza muy levemente.

Elinor Wylie
Versión al español de J. Darío Bravo – 23/2/2018 Continuar leyendo “Traducción: Lindas palabras (Elinor Wylie)”

Traducción: Qué labios he besado (Edna St. Vincent Millay)

Qué labios he besado, por qué el olvido habitan
los brazos que en mi almohada recibieron la aurora;
mas llueve y con espectros gemebundos me azora
la noche: mi cristal golpetean y me invitan
a responder y aguardan; y así en mi alma se agitan
los dormidos pesares por mozos que hoy ya ignora
y que no volverán nunca más a esta hora
de medianoche a mí sus rostros mientras gritan.

Así se alza en invierno el árbol despoblado,
no advierte que, una a una, cada ave se ha esfumado;
pero sabe a sus ramas más silentes que antes:
no sé decir qué amor se ha ido o cuál ha llegado;
sólo sé que el verano cantó en mí unos instantes
muy breves y que, ahora, su canción ha callado.

Edna St. Vincent Millay
Versión al español de J. Darío Bravo (2017 y 29/11/2018) Continuar leyendo “Traducción: Qué labios he besado (Edna St. Vincent Millay)”

Adaptación: Donde una vez caminó Poe (Howard Phillips Lovecraft)

Donde una vez caminó Poe

Ha nutrido lo Eterno las sombras de esta tierra
soñando con pretéritos siglos; cerca de túmulo
y losa una alta arcada de olmos graves se cierra
sobre el mundo remoto. A la redonda yerra
una luz de memorias dilatada, y un cúmulo
de hojas muertas susurra por los días fenecidos
anhelando la imagen y el sonido perdidos.

Triste y solo un espectro se escurre en pasadizos
donde sus vivas huellas antaño ya cayeron.
Jamás lo advierte el ojo común, mas con hechizos
arcanos surca al tiempo su canción. Pocos vieron:
sólo quien del conjuro la clave penetró
atisba entre estas tumbas la sombra de Edgar Poe.

Howard Phillips Lovecraft
Versión al español de J. Darío Bravo (1/5/2018)

Continuar leyendo “Adaptación: Donde una vez caminó Poe (Howard Phillips Lovecraft)”

Adaptación: Los senos (Albert Mérat)

Los senos

El joven y excelente brote de sus risueños
senos, para arrobarme, en su pecho germina.
Cual dos astros gemelos sobre la luz marina
palpitan concedidos por supremos diseños.
Alejáis a la mente de los malsanos sueños;
aterráis, curvas nobles, la castidad mohína;
y es con unción que fúlgidos sobre una purpurina
almohada hoy os burilo a dedo en mis empeños.

Blancas serenidades del océano de formas,
a veces yo os deseo, so músculos ingentes,
gigantes y extenuando de mis manos las hormas.
Más frágiles, midiendo la presión de mi beso,
hacia la sucesión de mañanas silentes
conducís lentamente mi calmado embeleso.

Albert Mérat
Versión al español de J. Darío Bravo (26/3/2018 y 22/4/2018) Continuar leyendo “Adaptación: Los senos (Albert Mérat)”

Décima palindrómica II (26/3/2018)

—¡Amo dos rajar a rola!…
Atrás neolaica la zuza
y atrapa y arrea la pusa.
Amor, ¡asir falo mola!

Mamosa aviva orto sola.
¡Falos otro aviva?, ¡asoma
mal o mola?…
Frisa roma
a su pala; erra y aparta
y azuza, lacia; ¿lo ensarta
alora? —¡Rajar Sodoma!

J. Darío Bravo
26/3/2018


Notas:

  • rola (ven. vulg.): ‘pene’.
  • zuzar (desus.): ‘incitar’ (DLE).
  • pusa (neologismo): del ing. pussy.
  • mamosa (p. us.): ‘que mama bien y con apetencia’ (DLE).
  • alora (desus.): ‘entonces, en aquel momento’ (DLE).

Décima palindrómica I (22/3/2018)

La totona a tu poeta.
Asúmala hábil: se oirá
su negra némesis ya.
La rola, ay, será meta.

Laso lo cela: saeta
atea sale colosal.
¿Até mares ya al oral?
¡Ay, sí! Semen argén usa.
Río es. —¡Liba! ¡Hala, musa!
¡Ate o, puta, ano total!

J. Darío Bravo
22 de marzo de 2018


Nota: «Totona» y «rola» son venezolanismos. El primero es un término vulgar para designar a la vagina. El segundo, una porra o tronco grande.

Estrofa mineral

ESTROFA MINERAL (O DÉCIMA A LA ESPINELA)

El harapiento artesano
que espinelas desentierra
para alimentar la guerra
del reloj u ornar su mano

sabe (aunque un trazo liviano
la trasluzca) que Natura
con su irregular fractura
no escribe sola el poema
y que la estrofa es la gema
que un orfebre transfigura.

J. Darío Bravo
28 de septiembre de 2017


La palabra «espinela» tiene dos acepciones: no sólo es un sinónimo de «décima», sino también un tipo de mineral (cuyos ejemplares tienen una transparencia entre transparente y translúcida). Estos se emplean principalmente como gemas y, cuando no sirven para tal fin, para fabricar mecanismos de relojería. Por otro lado, el término «fractura» se emplea en geología para designar el tipo de separación de un sólido, y suele aplicarse a los minerales (en el caso de la espinela, se habla de fractura irregular).

Protegido: Oral

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Naufragios (I)

A la memoria de José Asunción Silva

Con viejos manuscritos sobrenadas
en un sueño que viaja a Barranquilla;
lloras letras que arriban a esa orilla
(que es la orilla del sueño) ya borradas.

No podrán reescribir todo el conjunto
postreros versos que caen cual espada
contra las sombras y sin surcar nada
más que tu propio rostro cejijunto.

¿Nunca amaste la paz de ese olvido
pensando que no importa que no haya
líneas que justifiquen la metralla
con la que nos desangra lo vivido?

No lo sabré. Mas soy menos cobarde
junto a tu verso en esta vieja tarde.

J. Darío Bravo
20 y 22 de marzo de 2017
Nota: 15/20

Protegido: Sótano (o La vuelta)

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Les édens du cygne

I

«Show me slowly
what I only
know the limits of»
Dance Me to the End of Love (Cohen)

Insondable en tus ritos de alígero vaivén,
tras la cígnea esbeltez, algo fascina.
¡Cuántos lúgubres gritos consagra a su desdén
este trágico chelo, danzarina!

¿Soñará, junto al piano, que rebosa tu edén
de una ignívoma nieve? ¿Imagina
que ante un canto saintiano tremará entre el satén
tu albo seno de euritmia venusina?

Si ves que esta, tu lira, se ha ritmado también,
si el melífero Lete en tu retina
un día advierte que anhelo hasta lloros de argén

las purezas que el verso no adivina,
no reprimas el vuelo: ¡grita!, ¡salta!, ¡di «ven»
mientras vivan los cisnes, ballerina!

J. Darío Bravo
Agosto de 2015
Nota: 16/20

Karin Boye: Cómo decir que tu voz es hermosa

Cómo decir que tu voz es hermosa.
Lo que tan sólo sé es que me atraviesa,
me hace temblar cual hoja y me destroza
dejándome en mil piezas.

Qué sé yo de tu piel y de tus piernas.
Sólo que el que sean tuyas cada día
me agita, y que ni sueño o paz eterna
tendré hasta que sean mías.

Karin Boye
Versión al español de J. Darío Bravo (2/12/2019) Continuar leyendo “Karin Boye: Cómo decir que tu voz es hermosa”

Imagen de Virginia junto al río

A la memoria de Virginia Woolf

La niña —acaso la lejana muerte
ya ha presagiado— recorre la orilla
y al tiempo que retoza se embolsilla
guijarros en la falda. Nadie advierte
que –mientras con sosiego la chiquilla
en aquel trivial juego se arrodilla
junto al río– el río refleja ya su suerte.

Arriba en flujos inconscientes vuela
silente un ruiseñor que ya se aleja
hacia la nada y que en el aire deja
para bañar sus sueños una estela.
(Lejana y pura hoy la trasluce un lecho
de lirios que me tiemblan en el pecho).

J. Darío Bravo
Septiembre de 2018 y marzo de 2019 (rev. en abril de 2019) Continuar leyendo “Imagen de Virginia junto al río”