Adaptación: Fatalidad de exiliado (Sylvia Plath)

Del domo abovedado volvemos, del ingente

sueño, para encontrar al llegar al hogar

una enorme metrópoli que erige en nuestra mente,

por entre los pasillos, catacumbas sin par.

 

Callejas de placer verdes en lacerante

morada de peligros se trocaron; la angélica

canción y los violines callaron; cada instante

consagra de los otros la muerte maquiavélica.

 

Antes de caer cual Ícaro, deshechos, los trayectos

nuestros, a contramarcha, reclamaron el día;

y ahora sólo hay altares decrépitos y abyectos

trazos en el sol, negros, de una palabra impía.

 

Mas todavía bregamos por cascar el lejano

cofre que encierra cada misterio de lo humano.

 

Sylvia Plath

Versión al español de J. Darío Bravo (20/2/2018)

 

*

 

Original: https://www.internal.org/Sylvia_Plath/Doom_of_Exiles


Now we, returning from the vaulted domes
Of our colossal sleep, come home to find
A tall metropolis of catacombs
Erected down the gangways of our mind.

Green alleys where we reveled have become
The infernal haunt of demon dangers;
Both seraph song and violins are dumb;
Each clock tick consecrates the death of strangers

Backward we traveled to reclaim the day
Before we fell, like Icarus, undone;
All we find are altars in decay
And profane words scrawled black across the sun.

Still, stubbornly we try to crack the nut
In which the riddle of our race is shut.

Adaptación: Cenicienta (Sylvia Plath)

Se inclina hacia la chica de tacón escarlata

el príncipe, ojos verdes, su cabello que esplende

—mientras mengua el rondó— en aureolas de plata

y al ritmo de violines inclinados se extiende.

 

Como a la luz el vino fluyen los invitados

bajo el alto cristal que gira en los salones,

sobre la pared lila los velones rosados

destellan con el brillo de un millón de jarrones.

 

Y mientras las parejas en giratorio trance

la fiesta sempiterna siguen, la culpa inquieta

de súbito a la extraña muchacha ante el avance

de la noche, y muy lívida, al príncipe sujeta;

 

pues las trémulas músicas y charlas de coñac

no apagan del reloj el caústico tictac.

 

Sylvia Plath

Versión al español de J. Darío Bravo (19/2/2018)

 

*

 

Original: https://allpoetry.com/poem/8498493-Cinderella-by-Sylvia-Plath.